"Familia Albertiana" es un movimiento nuevo que desea compartir el carisma y la espiritualidad con los laicos

¡Somos Testigos de Esperanza!

Jesús fue un maestro renovador, diferente a los rabinos judíos y a los maestros griegos de su tiempo, que utilizaban un estilo de enseñanza "magistral". Jesús proclamó su Evangelio al mostrar que "obras son amores y no buenas razones", e hizo presente el Reino de Dios en cada lugar, situación y momento de la historia. En su papel de maestro, Jesús fue, ante todo, un profeta. El maestro descubre a Dios en la complejidad de la vida, con su mezcla de gracia y de pecado, luz y sombra, justicia e injusticia, paz y violencia. El profeta ofrece la liberación de su pecado y el llamado a una vida más justa y más santa.
Para leer más.
AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario