"Familia Albertiana" es un movimiento nuevo que desea compartir el carisma y la espiritualidad con los laicos
¡¡OTRAS ESCAPADAS!!

La última tentación es la de vivir buscando atajos, buscando nuestras comodidades y el camino más fácil. (Todo esto te daré si me adoras. Vía directa a la plenitud, no necesitas calvarios, no necesitas la cruz, adórame y ahórrate sufrimientos....). En definitiva, vivir como si las cruces no existieran. Evadirnos de los problemas, huir de ellos en vez de asumirlos para poder transformarlos en gracia.

Ay de aquellos que buscan únicamente los caminos llanos, que evitan cualquier esfuerzo, que se abandonan a la pereza o las satisfacciones más inmediatas porque estrecha es la puerta y empinado el camino de la plenitud verdadera.

Vivir asumiendo y acogiendo las propias cruces y dificultades será la condición para combatir la última tentación.

Podemos preguntarnos en este camino cuaresmal que iniciamos, ¿cuál de estas tentaciones tiene un peso mayor en mí? ¿Para qué combate me tengo que preparar especialmente?

Caminemos pero, con la confianza de que a pesar de las tentaciones e, incluso, a pesar de nuestras reiteradas caídas, también en nuestro camino hay siempre ángeles que salen a nuestro encuentro para sostenernos y para proveernos de su luz y su discernimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario